cuando se calienta...

Cuando se calienta mucho hay que tomar medidas, porque llegaba un momento que calentaba tanto que...




Se apaga. Hablaba de mi portátil malpensados (eso va para los que pensaron mal, si no pensaste mal, bien por ti)

Bueno pues llevaba ya tiempo, más concretamente un año o así que el portátil empezó a calentarse demasiado, como ya dije, se calentaba tanto que iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiih -eso es una onomatopeya del ventilador del portátil a máxima potencia segundos antes de apagarse, igual sabes como suena, si es así me gustaría que dejaras un comentario-

Y claro, estaba harto de que cada vez que estaba haciendo cualquier cosa (tampoco es que haga mucho), abrir 3 pestañas en el navegador, escuchar música y el messenger ya hacían que empezara a calentarse la cosa... Y si abres el skype con una videoconferencia ni te digo.

Así que decidí poner fin al problema buscando por internet ¿quién no lo ha hecho alguna vez?. Abro el navegador y tecleo en el buscador: "Mi portátil se calienta y se apaga" -busco así no porque hable con el buscador, lo hago para que me salga una respuesta rápida en algún foro-

Después de un rato buscando aparecieron 2 soluciones. La primera solución era comprar una base metálica con ventiladores (nivel principiante), la segunda era abrir el ordenador y limpiar un poco el ventilador (nivel experto)

¿Adivináis que solución elegí? ¡venga que si me conocéis no es tan difícil! para hacerlo más interesante tenéis que subrayar el texto que viene a continuación para saber que solución elegí: elegí la opción 2 ¡estaba claro!

Después de esta estupidez les voy a relatar por pasos lo que hice para llevar a cabo el proceso:


  • Apagué completamente el portátil, lo desenchufé de la corriente y retiré la batería
  • Coloqué un folio (usando la otra cara sin escribir) y hice un esquema de la parte trasera de la carcasa -puede parecer una tontería pero luego, los tornillos aparentemente parecen pero no son iguales y vete a saber como lo montas luego-
  • una vez desmontada la parte trasera, localicé el ventilador
  • Con una brocha poco a poco fui retirando el polvo... y con ayuda de una aspiradora pude dejarlo "como nuevo"
  • puse la tapa, coloqué los tornillos siguiendo el esquema de colocación que hice con anterioridad y listo.

Llevo unos días con el y no se ha calentado casi nada... ¡Parece otro!

Mientras limpiaba el ventilador encontré algo que costó bastante sacarlo de allí, mejor lo enseño que una imagen vale más que mil palabras...


Ese algo ahora es mi nueva mascota, ¿me ayudáis a ponerle nombre?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

QUÉ ASCOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!! Una bola de polvo y pendejos!!!!!!!!!!! Qué coño haces con tu portátil????? xDDDDDDDDDDDDDDDD

Eddie (VDP) dijo...

Estimado lector anónimo, abre tu ordenador y mándame una foto y hablamos, ¿nunca se te han caído pelos en la almohada? pues es prácticamente lo mismo...

Hasta luego